Buen momento para la carne

son los principales mercados con ingresos promedio que han mejorado fundamentalmente por una mayor firmeza en el país asiático y más interés de Rusia por algunos cortes. Jorge Acosta, gerente de Información del Instituto Nacional de Carnes (INAC), sostuvo que el ingreso promedio también viene aumentando con respecto al año anterior, explicado por los mejores precios en China.
Mirando hacia adelante, el integrante de INAC aseguró que para sostener estos niveles de colocación es importante ver cómo se comportará la faena, la cual es “llamativamente alta ya que habíamos imaginado un retroceso este año”. Para Acosta la mayor faena está relacionada a la participación de ganados provenientes de corral, los cuales corresponden al 11%. Del total de novillos y vaquillonas faenadas, 18% son animales provenientes de encierros. En el caso de las vaquillonas la participación ha aumentado, explicando el crecimiento de la cuota 481, valorizando a una categoría que antes no tenía tantas posibilidades.
Sobre este cupo de carne de alta calidad, Acosta aseguró que el cambio de administración de la cuota provocó que se estacionalizara más la entrega, haciendo que se llene el cupo antes de cerrarse el período. El técnico de INAC explicó que el hecho de que haya períodos más largos de descanso hace que pareciera que el volumen se retrajera aún más de lo que seguramente se retraiga. El valor de colocación de la carne dentro de la cuota 481 fue algo superior al precio del año pasado, el cual rondó los US$ 9.000 por tonelada.
Acosta sostuvo que China continuará siendo una oportunidad para la carne de nuestro país. Recordó que desde que comenzó a comprar carne uruguaya en 2012, la demanda ha ido evolucionando hacia cortes de mayor valor. “Recordemos que hablar de nicho en China es hablar de más volumen”. El valor medio en este mercado ronda los 3.100 US$/ton, lo que implica un crecimiento de 10% con respecto al año anterior. Para Acosta, la demanda por proteína continuará firme en el mediano y largo plazo, ya que el país asiático no tiene posibilidades de autoabastecerse. Agregó que la seguridad alimentaria y la inocuidad son los temas que Uruguay debe aprovechar, ya que China tiene cada vez más exigencias en este sentido. “El gran valor de China está en la valoración de todo ese volumen de carne de los cortes de menores precios”, sostuvo. El caso más concreto son las menudencias ya que es el mejor mercado para valorizar esos productos.
Sobre la Unión Europea, Acosta explicó que la colocación está muy estabilizada desde hace años con la cuota Hilton y la 481. También los precios se han mantenido constantes con valores que rondan los 6.100 US$/ton.
En el caso del Nafta, los precios también se han mantenido estables en el eje de los 3.300 US$/ton, exportándose prácticamente solo dentro del cupo de 20.000 toneladas, ya que por fuera el arancel es elevado. Acosta destacó que este destino valoriza mucho la producción de carne producida a pasto y donde hay oportunidades para Uruguay.
Israel todavía está por debajo de los volúmenes habituales. “Hay una normativa nueva que debe cumplirse para llegar con carne. Este mercado ha tenido un crecimiento en los precios por encima del promedio, rondando los 4.100 US$/ton en los cortes del delantero, lo que muestra la valorización de esa parte del animal”.
En el caso de Rusia, Acosta explicó que comenzó a demandar carne uruguaya a partir de la ausencia de Brasil, pero su futuro en incierto. El precio promedio ronda los 2.400 US$/ton por cortes de menor valor, destacándose también la demanda por menudencias.

Importación en crecimiento
En lo que va del año, la importación de carne con destino al consumo interno se ha multiplicado por cinco. Acosta explicó que esto no se debe a un incremento en el consumo sino a la mayor demanda externa, dejando un hueco a nivel local. “Hay una carencia de productos ya que compiten la exportación y el mercado interno, haciendo que la importación sea viable”.


“La faena esta llamativamente alta ya que habíamos imaginado un retroceso este año”
“hablar de nicho en China es hablar de más volumen”
“la seguridad alimentaria y la inocuidad son los temas que Uruguay debe aprovechar, ya que China tiene cada vez más exigencias en este sentido”