Nueva venta de corderos del compartimento a EEUU

sostuvo que esta exportación demostró que la figura del compartimiento es viable para que pequeños productores puedan acceder a un mercado de alto valor. “Estamos cumpliendo etapas y objetivos, renovando las fuerzas y las ganas de seguir apostando a esta figura sanitaria que ha sido la llave para poder ingresar a un mercado tan sofisticado como el de EEUU para la carne ovina con hueso”. Agregó que esto trae muchas connotaciones para todos aquellos que hoy están vinculados a la cadena ovina y trabajando en la cadena para mejorar los ingresos del país y de los productores que han mantenido al ovino.
Actualmente está en marcha el comportamiento del SUL, que fue el primero bajo una modalidad público-privada que sirvió de piloto para la apertura del mercado americano; otro privado en el departamento de San José que lleva adelante la familia Tedesco y otro en un campo de Colonización donde han trabajado varias instituciones. De éste se concretó, el pasado 12 de octubre, la venta de 780 corderos a EEUU, a un valor 20% superior al del mercado. Bonino sostuvo que hay interés por poner en marcha otros compartimientos en diferentes puntos del país y con distintas razas, los cuales son avalados y auditados por los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería. Agregó que cualquier descuido afectaría al ovino y al país en su conjunto, por eso se eligen bien cuáles son los predios que pueden llegar a formar parte de esta figura. “Para la zafra siguiente vamos a tener varios compartimientos y un número importante de corderos preparándolos para este mercado que hoy está trabajando muy bien la industria frigorífica uruguaya”.
El asesor aseguró que esta figura sirve para que pequeños productores en escala, o con pocos corderos, mediante estas agrupaciones de productores, puedan aspirar al mercado de EEUU.
Bonino sostuvo que paso a paso se ha ido ganando más credibilidad en este sistema. De todas formas, señaló que hay que ajustar detalles para que el día de mañana este mecanismo sea más sencillo, aseguró.
Desde octubre del año pasado, cuando se realizaron las dos primeras faenas de 1.000 corderos cada una del predio del SUL, a la fecha, se han colocado unos 7.000 corderos de 18 kg. cada uno. El valor promedio ronda entre los US$ 5.800 y los US$ 6.000 por tonelada. “Lo interesante es que todos ganen con esto” comentó Bonino, ya que son precios entre un 20% y un 30% superiores a lo que se paga por el cordero pesado.
“Ya nos estamos preparando para armar otra oferta importante para que los frigoríficos puedan colocar en ese mercado”. El técnico del SUL sostuvo que también se está trabajando para que las razas carniceras que venden corderos temprano con 32 kg puedan aprovechar esta figura sanitaria para que puedan acceder al mercado americano, valorizando este producto.
Agregó que también se está buscando el ingreso de carcasas pesadas y de carnes de alta calidad, provenientes de animales jóvenes que se ajustarían a esas razas más laneras para, de esta forma, aprovechar la producción de lana y de carne. “No hablamos de adultos. Pensamos que hay que dejar tranquilas a las ovejas para que produzcan corderos”.
Sobre los costos de producción Bonino sostuvo que, sacando la infraestructura que se necesita, son similares a lo de producir un cordero pesado. “La alimentación es la misma, la sanidad es más racionalizada que nunca para evitar residuos y contaminaciones. Para el que instale el compartimiento, los costos sí son más caros, porque hay que ser cautelosos, pero es una inversión que se recupera rápidamente”.
El técnico del SUL explicó que San Jacinto y frigorífico Las Piedras son los que hoy están trabajando en el mercado americano. “Hay otras plantas que se están interesando, así como brokers que también están consultando”, agregó.
“Tenemos razas, tenemos productores que saben manejar los corderos, tenemos industrias muy serias y reconocidas, tenemos técnicos oficiales y particulares comprometidos, por lo que todos juntos tenemos que apuntar a que esta especie logre una mayor productividad y mejores precios”, sentenció.

Frases
“son precios entre un 20% y un 30% superiores a lo que se paga por el cordero pesado”

“Tenemos razas, productores que saben manejar los corderos, industrias muy serias y reconocidas, técnicos oficiales y particulares comprometidos, por lo que todos juntos tenemos que apuntar a que esta especie logre una mayor productividad y mejores precios”