"No podemos dejar de vacunar contra la aftosa"

En la oportunidad, además del paso de mando que ahora quedó en manos de Confederaciones Rurales Argentinas, se analizaron varios temas vinculados al comercio interno, las negociaciones internacionales y los aspectos sanitarios.
Tras el encuentro, Daniel Pelegrina, presidente de la Asociación Rural Argentina (ARA) resaltó los avances en cuanto a la agenda de temas en común entre los que se destacan los aspectos sanitarios. “Contamos con la participación de integrantes de los servicios sanitarios de los distintos países miembros, analizando todo lo que tiene que ver con la aftosa y la mosca de la bichera”, destacó Pelegrina.
Asimismo, se analizaron los temas que posteriormente fueron planteados en la reunión del Consejo de Ministro de la región, además de realizarse un intercambio sobre lo que está ocurriendo en cada uno de los países miembros de la FARM.
Pelegrina destacó que, como siempre, se busca proyectar un mejor relacionamiento del comercio entre los privados. “Como empresarios del Mercosur queremos que haya más negocios y que éstos sean más fluidos. También tratamos, desde los privados, de dar un impulso hacia lo público. Somos una plataforma de salida al mundo con productos agroalimentarios, combustibles y fibras, por eso hay que proyectarse”.
El presidente de la Rural Argentina señaló que también se repasaron las novedades del convenio Unión Europea-Mercosur que “viene demorado”, por lo que destacó la necesidad de proyectar el bloque comercial en otras regiones como el sudeste asiático.
Pelegrina se mostró preocupado ya que, desde lo técnico, el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur estaría cerrado. Sin embargo, no se logra avanzar para la firma de un Tratado de Libre Comercio entre ambos bloques, mientras aparecen nuevos capítulos de negociación como ocurrió recientemente con los productos lácteos. “Desde lo técnico nos dicen que está todo solucionado, pero sigue sin haber una conclusión. Necesitamos que realmente se pueda cerrar esta negociación para que, como Mercosur, podamos estar más cercanos y más unidos, entendiéndonos mejor entre los países y preparándonos para nuevas negociaciones, como con Corea o Canadá. Ya hay negociaciones entabladas, pero tenemos que estar agiles para cerrar acuerdos”, sentenció.
En cuanto a cómo ve al bloque regional, Pelegrina señaló que más allá de las diferencias, lo ve en potencia. “Estuvimos varios años mirándoos entre nosotros, a veces con resquicios, y buscando hacer negocios chicos que implicaban un daño para otro país miembro. Si nos seguimos mirando así no tenemos mucho futuro. El Mercosur nació con una visión grande que trasciende nuestros mercados. Tenemos un gran potencial en los agronegocios, pero debemos darle mayor agilidad y flexibilidad para trabajar. Los privados debemos ser más concretos y exigirle eso a los públicos para cerrar acuerdos”.
A su entender, en todos estos años en el bloque regional ha primado el individualismo, y mientras siga siendo así se seguirá restringido “con peleas entre casa. Pero soy optimista y positivo con que primará la inteligencia, porque el mundo nos lo está pidiendo. El mundo crece”. Agregó que en China y el sudeste asiático hay clases medias que todos los años incorporan un consumo sofisticado demandando proteínas de alto valor que la región produce. “Todo lo que queramos vender lo podemos colocar, por eso hay que mirar por encima de nuestras prioridades”.
Con respecto a la posibilidad de dejar de vacunar contra la aftosa, Pelegrina recordó que la FARM tiene una posición clara en ese sentido “No están dadas las condiciones para dejar de hacerlo. Tenemos a Venezuela, que no sabemos en qué situación sanitaria está, y hay focos en Colombia. Por eso vemos que efectivamente no está controlada la situación. Si bien vemos que hay baja actividad viral, estamos bien porque seguimos vacunando”.
El presidente de la Rural Argentina recordó que la aftosa es una barrera pararancelaria y no un problema sanitario, ya que la ciencia ha descartado que exista alguna afectación por el consumo de carne proveniente de animales con la enfermedad. Por eso, a su entender, la región no puede darse el lujo de dejar de vacunar y tener dificultades para acceder a mercados. Sobre la posición de Brasil, sostuvo que los países son soberanos y que, más allá de las recomendaciones que puedan hacerse por parte de los servicios sanitarios y de las gremiales de los países de la región, es su decisión definir qué es lo que se va a hacer.



Frases
“las novedades del convenio Unión Europea-Mercosur “viene demorado”, por lo que necesitamos proyectar el bloque comercial en otras regiones como el sudeste asiático”

“la región no puede darse el lujo de dejar de vacunar y tener dificultades para acceder a mercados”