“Capacidad de adaptarse a cualquier circunstancia”

La IX Jornada de Selección se desarrolló en la Sociedad de Fomento de Treinta y Tres con muy buen marco de público a pesar de las condiciones climáticas. “Sabemos que no son momentos para hacer traslados y para dedicarle un día de trabajo a una jornada, por eso valoramos la presencia de los productores”. El evento es rotativo con el objetivo de poder estar presentes en distintos puntos del país, buscando el contacto con los productores, brindando un aporte que Díaz Nadal calificó como muy valioso, tanto para los criadores nuevos como para los más antiguos.
La actividad contó con varias charlas sobre la Selección de reproductores y hembras de reemplazo, la Selección desde el punto de vista de la industria, las alianzas con otros sectores como la forestación y una actividad de campo con muestra de animales.
Sobre la evolución que ha tenido la genética, Díaz Nadal sostuvo que se está yendo por el buen camino, pero es necesario seguir poniendo el énfasis en algunos puntos como la utilización de datos objetivos. “Aparte de la selección fenotípica, la genotípica permite confirmar características que estamos buscando. De hecho hoy diría que tener problemas en el parto es casi una inoperancia del comprador de toros porque la oferta de toros está. Los toros con datos están disponibles y no son más caros. Si queremos mejorar crecimiento, producción de leche o área de ojo de bife, los DEPs (Diferencia Esperada de Progenie) son trajes a medida”. Díaz Nadal agregó que debemos elegir los toros en función del rodeo que tenemos, las condiciones y lo que queremos producir. De todas formas, sostuvo que “hay que promocionarlo más para que sea una herramienta más masiva”.
Con respecto al sector, Díaz Nadal sostuvo que la ganadería está bien, pero el negocio en sí mismo está complicado por los altos costos que tiene nuestro país. “Si nos comparamos con la región, que es con los que competimos directamente, es público y notorio la diferencia que tenemos. En Paraguay faenar un animal cuesta US$ 50 mientras que en Uruguay vale US$ 200. Si a eso le agregamos el combustible, la energía y una cantidad de otras cosas, vemos que el techo se está bajando, el piso está subiendo y la gente se está apretando en el medio”.
El presidente de la Sociedad de Criadores de Angus destacó la exportación en pie como una herramienta muy valiosa para el Uruguay. De todas formas aseguró que, para solucionar los problemas de fondo que tiene el sector, la solución pasaría por firmar algunos de los Tratados de Libre Comercio que se han estado negociando. “Nos dimos el lujo de decirle que no a un TLC con EEUU. Necesitamos estos tratados los para valorizar nuestros productos porque la competencia directa de Uruguay ya lo está haciendo. En muy poco tiempo, para competir con Australia, Nueva Zelanda o EEUU, vamos a tener que dejar de ganar 30% del ingreso que tenemos para pagar aranceles”. A su entender, de firmarse los TLC se podrían alcanzar los ingresos que se tuvieron cuando la soja valía US$ 550 por tonelada, pero sin necesidad de mover tanta tierra. “Además, podríamos competir con otros rubros que hoy nos sacan ventaja como la forestación”, sostuvo.
A corto plazo estimó que el mercado de haciendas gordas continuará firme, pero no porque el novillo en sí mismo valga más, sino por un tema de oferta. “Cuando el clima incide y baja la oferta, los precios suben. El ideal sería que la industria tuviera todos los mercados para salir y poder competir y no que la suba del ganado responda solo al clima”.
Por otro lado, destacó la participación que tendrá la raza en la próxima edición de la Expo Prado, para la cual hay inscriptos un número record de 351 animales. Si bien no es el número definitivo de animales que participarán, Díaz Nadal destacó el interés de muchos cabañeros en participar pensando en el Secretariado Mundial de la raza que se desarrollará en Punta del Este el próximo año.
Criterios de selección
Mario Lema, integrante del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), tuvo a su cargo la charla sobre Criterios de Selección de reproductores y hembras de reemplazo. “Nosotros planteamos el uso de las herramientas y qué decisiones tomar en función de las características productivas de cada rodeo. Lo que sí es común es el camino a recorrer para que eso sea efectivo”. Para eso sostuvo que es importante identificar las limitantes productivas, y en función de eso, priorizar los esfuerzos. “Tenemos un set de cosas que se evalúan genéticamente todos los años que son peso al nacer, al destete, a los 18 meses, peso adulto de las vacas, y las productivas como área de ojo de bife, grasa intermuscular, etc, que son las características que hoy son publicadas para la raza Angus. Esto nos permite tener diferentes alternativas para que los criadores puedan manejarse en la elección de los reproductores que van a incorporar a los rodeos. Nosotros promovemos el uso de la herramienta que es efectiva para levantar las limitantes que se identificaron”.
El desarrollo de la evaluación genética de la raza ha tenido un crecimiento muy fuerte en número de cabañas y animales participantes. Lema sostuvo que buena parte de los machos que participan de la evaluación son vendidos a establecimientos comerciales para trabajar en los rodeos. Si bien la Evaluación Genética de la raza es nacional, participan toros extranjeros que dejan descendencia en nuestro país.
Lema agregó que se está trabajando en la Evaluación Genómica de la raza, para lo cual se requiere de financiamiento. “Las muestras están disponibles, pero estamos procurando obtener el financiamiento para genotipar los animales”. Explicó que se trata de una herramienta que permite medir características de difícil medición como, por ejemplo, la terneza.
Inspecciones
Por su parte, Ruben Montes de Oca, inspector de la raza, habló de los criterios de selección Angus. “Cuando los productores solicitan la inspección, nosotros vamos y trabajamos sobre las vaquillonas próximas al servicio. Los productores más antiguos saben a qué apunta la Sociedad de Criadores, pero a los nuevos los asesoramos en función de lo que está demandando el mercado”.
Sobre la evolución que ha tenido la raza, Montes de Oca sostuvo que la tendencia ha llevado a que en Uruguay se produzcan animales más moderados y que tengan mucha carne. “El ganado se tiene que adaptar a las distintas zonas del territorio y justamente una de las virtudes de la raza es esa capacidad de adaptación”, sentenció.