Majadas muestran 91% de gestación y más melliceras

Los veterinarios participantes destacaron que este año la información de los distintos puntos del país coincidió, cerrando un año con números promedio. “En términos generales, en cuanto a porcentajes de preñez y tasas de melliceras, los resultados fueron buenos, lo que logra un potencial de señalada muy importante para la majada uruguaya, siempre y cuando tengamos una baja mortandad. Queda claro, y cada vez es más notorio que, preñar las ovejas es fácil. El porcentaje se ubicó en torno al 91% cifra que está dentro del promedio histórico de los últimos 15 años; lo que varía mucho es la tasa de melliceras, que este año fue de un 17%, un poco por encima del promedio. Lo que sí determina los números finales es la mortandad en la parición”, destacó Bordaberry. Por eso señaló que desde la investigación se hizo un aporte en cuanto a la atención a los corderos recién nacidos. También destacó la información que se genera por parte de la Unidad GRAS del INIA sobre los índices de exposición al frio.
La información provino de 160.000 ecografías que se realizaron en 146 establecimientos de todo el país. “Quizás sobre el norte nos faltó algo de información, pero en general se logró cubrir casi todo el territorio”, sostuvo el especialista. Agregó que siempre están presente las inquietudes de los productores con respecto a lo que ha impedido que se aproveche el potencial ovino. “En promedio hay 107% de potencial de señalada; esto quiere decir que de 100 ovejas preñadas pueden nacer 107 animales. Lo que impide dar eso es algo que no tiene que ver con aspectos productivos sino con el marco en donde se desarrolla la actividad con problemas como la seguridad o el derecho de propiedad, cosas que no son obligación de los productores, sino del gobierno. El tema de los perros y robo de lanares ha llevado a que muchos no incrementen el número de lanares, o que incluso hayan decidido no criar más”. Para Bordaberry sobran los ejemplos de que, utilizando las medidas de manejo que se sugieren por parte de los especialistas, se logran resultados sustentables que perduran en el tiempo. “Es un rubro que genera mucha mano de obra y que tiene un producto de excelente calidad que accede a mercados. Es una pena que no se exprese todo su potencial por esos problemas que son ajenos a los productores”.
Analizando la información por orientación productiva, el veterinario del departamento de Durazno, sostuvo que notoriamente la producción orientada a la lana tuvo resultados reproductivos no tan buenos como las orientaciones de carne. “El productor de corderos tiene que tener buenos resultados reproductivos para que le den las cuentas. Tiene que usar razas prolíferas, mientras que los lanares tienen más interés en la supervivencia de corderos y no pelean tanto por los mellizos. Las orientaciones laneras tienen un potencial de destete de 96% a diferencia de los puramente carniceros, en las cuales el potencial es de 130%. Es la tercera vez que se ve esa variación tan importante”, sostuvo.
Bordaberry agregó que hay una gran cantidad de herramientas para aplicar con el fin de obtener estos buenos resultados y destacó que el productor que hoy sigue en el rubro es “el ovejero de ley, por eso se observan mejoras en los índices. A estos productores los vemos en todas las charlas y jornadas. Hay esperanza de que en algún momento podamos tener las condiciones para poder producir y que se solucionen los problemas del rubro”.
Pablo Marinho y Juan Andrés García Pintos fueron los otros veterinarios que aportaron información a este Taller. Juan Andrés García Pintos arrojó datos de 93 mil lanares provenientes de Florida, Flores, Durazno, Lavalleja, San José, Maldonado, Rocha y Tacuarembó. En su caso, se obtuvo el 21% de gestación de mellizos, pero el promedio general fue de entre 18 y 20%.
Pablo Marinho presentó los datos de 20.545 diagnósticos en Treinta y Tres, Cerro Largo, Lavalleja, Tacuarembó, Rivera y Rocha. De ese porcentaje se encontró una preñez en 14.091 vientres que presentaban un sólo cordero y 18% de las ovejas eran melliceras.
En tanto, Santiago Bordaberry presentó los datos de 40.000 vientres ovinos diagnosticados en 46 establecimientos de Durazno, Tacuarembó, Florida y otros. En ese caso el promedio fue de 91% de preñez con 17% de corderos múltiples.



Frase: Los resultados de preñez y melliceras fueron buenos lo que logra un potencial de señalada muy importante para la majada uruguaya, siempre y cuando tengamos una baja mortandad